SINDICATO EXIGE RESPUESTAS A GERENTE GDOT

En reunión con el gerente de la GDOT, Marcelo García, la Directiva Nacional, encabezada por su presidente, Marco Beas, planteó inquietudes en diversos planos.

Manifestaron su preocupación por las amenazas reiteradas que sufren los funcionarios a manos de sus jefaturas, generando un clima de permanente temor, ante posibles despidos u otras represalias.


Advirtieron acerca del desarrollo de proyectos sin previos análisis ni pruebas, lo que aumenta las posibilidades de fallas, cuyas consecuencias lamentablemente, las asumen los trabajadores y no las jefaturas.

En ese contexto, manifestaron su preocupación por el aumento de calificaciones bajo 3 -en el marco de la evaluación SED- sobre todo en trabajadores que han mantenido, a lo largo de sus carreras, buenas calificaciones. Al mismo tiempo, criticaron el actuar de la gerencia al despedir colegas, desconociendo los protocolos establecidos por Recursos Humanos.

Exigieron además, cumplir con el pago de horas extras y advirtieron sobre casos en que las jefaturas pretenden compensar el no pago con jornadas de descanso, cuestión alejada a toda norma.

Consultaron por el presupuesto de inversión tecnológica, dada la falta de herramientas que denuncian los trabajadores del área.

Abordaron también, la contratación de funcionarios con mejores sueldos y categorías más altas en relación a los colegas de carrera, que realizan las mismas funciones.

Por otro lado, exigieron más recursos para la capacitación de funcionarios que trabajan, en este momento, en la gestión de servicios que durante años, realizaron empresas externas.

Para resolver estos y otros problemas, los dirigentes hicieron hincapié en la necesidad de reactivar, a la brevedad, el Comité GDOT y desarrollar un protocolo que regule el teletrabajo al interior de BancoEstado.

LAS RESPUESTAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Por su parte, Marcelo García desconoció que existan despidos sistemáticos e incluso destacó que gerencias como la de ciberseguridad, requieren de más personal.

Manifestó su rechazo a cualquier tipo de amenaza o represalia al interior de la GDOT, sin embargo, advirtió que es necesario capacitar a las jefaturas en materia de liderazgo.

En otro plano, coincidió con la necesidad de mayor capacitación para los funcionarios y comprometió sus esfuerzos al respecto.

Reconoció atrasos en el pago de horas extras, pero señaló que se cancelarán a la brevedad. Señaló también su total acuerdo para reactivar el Comité GDOT y generar un protocolo que regule el teletrabajo.

Finalmente, declaró su voluntad diálogo y las “puertas abiertas” para atender a los requerimientos de los trabajadores del área.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *